Los hechos ocurridos hace un mes en Tumaco, Nariño, donde murieron seis campesinos siguen sin esclarecerse. Pese a que a la fecha han sido capturados 18 cabecillas de organizaciones delincuenciales e incautado 12 armas, incluso algunas municiones que serían del mismo calibre de las que asesinaron a los campesinos, no se tiene certeza de quiénes son los responsables. (Lea acá: Ocho muertos en Tumaco: versiones encontradas sobre los hechos) El episodio de ese cinco de octubre hizo que el gobierno pusiera en marcha una de las operaciones más grandes para devolverle la seguridad a Tumaco, se trata de la operación Perseo que tiene como objetivo llegar a los cabecillas de primera línea y declarados como objetivo de alto valor como 'Fabián', 'Cachi', 'Guacho', 'David' y 'Zabala', líderes del negocio del narcotráfico y además responsables del asesinato de algunos líderes sociales. Otros de segunda línea ya fueron capturados, 'Calvo', 'Victor', 'Troy', 'Proyectil' y 'La Diabla'. La operación también busca llegar a miembros de la disidencia del frente 29 de las Farc y la columna móvil Daniel Aldana, además de 11 estructuras de delincuencia común que están conformadas en pequeños grupos de ocho personas. Pero Perseo no solo busca neutralizar a los cabecillas de organizaciones ilegales, también pretende golpear sus finanzas que son producto del Narcotráfico con apoyo de la Fiscalía General y liderada por la Dijin de la Policía. Este plan cuenta con grupos de uniformados conformados por entre 100 y 130 miembros cada uno que suman 6 mil de Policía y FFMM. También cuenta con un centro estratégico de operaciones no solo de inteligencia sino de Antinarcoticos. Diez helicópteros Black Hawk y un avión de plataforma con capacidad de registrar imágenes a 15 mil pies de alturas. Aunque las investigaciones pretenden también saber si el proceder de la fuerza pública fue el indicado, aún la Fiscalía no ha revelado si tendría responsabilidad. Así mismo se desconoce el paradero de las armas que fueron robadas a la Policía meses antes y que tendrían que ver con los hechos.