Luego de que en el pasado mes de diciembre fuera instalada en el barrio Junín, en el centro de Cali, la sede política de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC, los habitantes de esa zona de la capital vallecaucana manifestaron su preocupación por cualquier alteración del orden público que la llegada del partido político pueda generar.

Ante esta situación, los miembros del movimiento en la capital vallecaucana, decidieron socializar con la comunidad, las actividades que vienen cumpliendo en el marco de la legalidad, luego de la firma de los diálogos con el gobierno nacional.

Johan Andrés Niño, miembro del consejo de dirección del partido en Cali, precisó que se acercarán a cada una de las viviendas para contarle a sus moradores, el trabajo que viene cumpliendo el partido y su objetivo en el nuevo marco político.

Hace varias semanas en la sede política de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común FARC, la única establecida en el país, aparecieron panfletos firmados por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, en los que se amenazaba de muerte a sus integrantes, al igual que se advertía de un atentado a sus instalaciones.