Después de la deportación de 85 migrantes Haitianos interceptados en la vía entre Pasto e Ipiales, la zona fronteriza parece estar  complicada por la aglomeración de estas personas intentando definir su futuro.

 

Preocupadas se encuentran las autoridades de Ipiales ante la llegada al puente internacional de Rumichaca de un número cercano a las 250 personas de diferentes nacionalidades que en calidad de migrantes ilegales intentan, o ingresar a Colombia para tratar de seguir hacia el norte y, en algunos casos, regresar a Ecuador, lugar de donde provenían.

 

Sin embargo el alcalde de Ipiales Ricardo Romero expresó en RCN radio que las autoridades Ecuatorianas están impidiendo el ingreso a su país de estas personas, “Lo de ahora es una situación de emergencia, hay muchas personas tratando de regresar a Ecuador, las autoridades ecuatorianas han decidido bloquear el paso en los puntos de frontera, no sólo en Rumichaca sino lambien  El Carmelo por la zona La Victoria. Hay un despliegue militar Ecuatoriano para evitar que estas personas regresen al Ecuador por lo que estamos solicitando que la cancillería llegue  a los acuerdos que permitan que ellas puedan retornar por el sitio por el que ingresaron”

 

De otra parte consultamos al director regional de Migración Colombia, Carlos Humberto García, por la situación que se presenta y explicó que lo que ocurre es  una especie de aglomeración de personas sobre quienes se está investigando las condiciones de ingreso al país y sobre las opciones para su salida. “están entrando en grupos pequeños  para revisar su situación personal, particular, porque lo que buscamos es identificar si estas personas son víctimas de tráfico de migrantes o que sean tomadas como mercancía por parte de la red de tráfico y para que se tomen las medidas administrativas ya sea solucionar su situación migratoria o para brindar la asistencia necesaria para que estas personas no sean vulneradas en sus derechos”.

 

Lo preocupante es que en el puente internacional de Rumichaca el numero de migrantes parce crecer a cada instante, ya sea por que llegan desde Ecuador o porque en las vías de Colombia son interceptados y llevados hasta ahí para su deportación.