Cargando contenido

Foto archivo RCN Radio.

 

Una vez se conoció que el Gobierno Nacional se levantó de la mesa de diálogos con ELN, por los atentados por parte de esta guerrilla ocurridos en varias regiones del país durante los últimos días, el arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, hizo un llamado a la reflexión.

Así lo dio a conocer por medio de un comunicado, donde manifiesta que el Gobierno de Colombia debe hacer una pausada reflexión antes de volver al uso de la fuerza contra el ELN e invita a romper el círculo vicioso de la confrontación armada y acoger la mediación de un tercero ya sea la Iglesia o países garantes para retornar al diálogo.

“En estas circunstancias de vuelta al círculo vicioso, alguien tiene que romperlo y volverlo espiral de paz, como Obispo, rezo y guardo la esperanza de que las partes se acojan a un tercero, que bien podría ser la Iglesia y la Santa Sede, o alguno de los países que acompañan la Mesa de Quito, para convenir que se retorna y mantiene una voluntad de cese, dando oportunidad y palabra al nuevo equipo del gobierno”, se lee en uno de los apartes del comunicado, refiriéndose a la orden dada por el mandatario, que las Fuerzas Armadas deben actuar con contundencia para responder a la agresión del ELN.

Monseñor, quien ha estado de cerca en este proceso, agregó que “volver a la violencia desnaturaliza la voluntad de paz, infla la coyuntura adversa a ella, desalienta a las víctimas y al pueblo colombiano, defrauda a la Iglesia y a la comunidad internacional”.

Por su parte le recuerda al ELN que al definir los términos de un nuevo pacto de cese bilateral y sus mecanismos, no puede significar en la semántica de la paz sincera, terminar un cese y volver a la violencia.

Finalmente finaliza su llamado pidiendo que el pueblo colombiano se una al clamor por mantener el CESE, manifestando su voz y voluntad masiva por la vida de todos, los guerrilleros, militares y la población.