Los motociclistas no tenían permisos para realizar caravanas por la ciudad de Cali, en vísperas de la celebración de la fiesta de Halloween, lo que originó problemas en la movilidad; fue la conclusión más importante que arrojó un debate de control político, que se realizó en el Concejo Municipal. El secretario de Tránsito, Juan Carlos Orobio; y la secretaria de Gobierno, Laura Lugo, manifestaron que a sus respectivos despachos no llegaron los requisitos de ley. Solamente se entregó un concepto de viabilidad por parte de un funcionario de la Alcaldía Municipal. Así mismo, corroboraron que el pasado viernes se registró un bloqueo en el túnel de la Avenida Colombia, que se prolongó por siete minutos, pero no corresponde al video subido a las redes sociales. También se pudo comprobar que las cámaras de seguridad del hundimiento de la carrera primera están por fuera de servicio, toda vez que están en  un proceso de mantenimiento. Por su parte, el concejal, Juan Manuel Chicango, aseguró, que era una obligación de la Policía Metropolitana detener la movilización, a sabiendas que no tenían permiso para recorrer las vías de Cali,  disfrazados y en medio del desorden. Así mismo, la concejala, Tania Fernández, solicitó sanciones para aquellas entidades que sin permisos realizaron marchas motorizadas en la ciudad.