Las autoridades decomisaron un pistola e inmovilizaron la moto usada para el atentado.

Robo
Colprensa

Un frustrado atentado en el sur de Cali dejó como resultado un sicario muerto, otro capturado y un comerciante y su pequeña hija heridos.

Los hechos se desencadenaron en el semáforo de la calle 5 con carrera 55, cuando dos hombres que se movilizaban en una motocicleta de alto cilindraje aprovecharon el pare obligatorio para dispararle al conductor de un vehículo que transitaba por ese sector y quien esperaba el cambio de luz para seguir su camino.
 
Como consecuencia de los impactos de bala el conductor, un comerciante de 34 años, resultó herido al igual que su hija de dos años, quienes fueron trasladados a la Clínica Imbanaco.
 
El caso de sicariato ocurrió cerca a donde miembros del Goes de la Policía adelantaban patrullajes en el marco del Plan Fortaleza, quienes iniciaron la persecución de los autores del atentado.
 
Al sentirse perseguidos, los pistoleros a sueldo dispararon contra las Fuerzas Especiales de la Policía quienes en la reacción dieron de baja a uno de ellos, mientras que el otro fue capturado.
 
El coronel Fabián Ospina, comandante operativo de la Policía Metropolitana, explicó que tras el procedimiento se decomisó una pistola calibre 9 milímetros e inmovilizada la motocicleta en la que se movilizaban los sicarios.
 
La menor que resultó lesionada en un tobillo se recupera satisfactoriamente, mientras que  su padre se encuentra en delicado estado de salud.
 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido