Durante la reunión de la Mesa de Erradicación de Violencia de Género, se concluyó que Mariluz Terán asesinada por su expareja luego de ser atacada el 31 de diciembre pasado, sí tuvo acompañamiento de las autoridades. Lo anterior se desprende tras escuchar a las autoridades del municipio de La Victoria, norte del Valle, donde se presentó el homicidio y residía la mujer. “Verificamos que efectivamente la víctima acudió a la Comisaría de la Familia, pero en ese momento la comisaria estaba en una audiencia, motivo por el cual no la pudo atender inmediatamente. La víctima decide entonces retirarse y tampoco manifiesta a qué fue, por lo que no hubo una información que lograra evidenciar la problemática por la que ella estaba pasando en ese momento”, dijo la Luz Adriana Londoño, secretaria de Mujer, Equidad de Género y Diversidad Sexual del departamento. La funcionaria agregó, “ese mismo día recibimos una llamada en la Secretaría de Mujer y lo que hicimos fue comunicarnos a la Policía, que de inmediato activa la Ruta de Atención a Víctimas y le brinda las medidas de autoprotección”. “Ella contó con medidas de autoprotección y de acompañamiento de la Policía desde su lugar de residencia hasta su trabajo teniendo en cuenta que necesitaba protección y, además, le proporcionaron el número del cuadrante para brindarle apoyo en el momento en el que lo requiriera”, precisó Luz Adriana Londoño. Aunque está pendiente el reporte desde la Fiscalía, a través de la Mesa de Erradicación de Violencia de Género, que le ha hecho un seguimiento a este caso de feminicidio, se constató que la mujer recibió apoyo. Mariluz Terán de 45 años, fue atacada por su expareja sentimental el 31 de diciembre cuando se encontraba en un establecimiento público del municipio de La Victoria y falleció el 2 de enero de este año en una clínica de Tuluá.