Familias de niños con cáncer provenientes del Cauca y Huila denunciaron que sus hijos, quienes eran atendidos en la clínica Imbanaco en Cali, ya no reciben los beneficios médicos.

Una vez terminado un convenio entre la Asociación Indígena del Cauca AIC y dicho centro de salud en la capital del Valle del Cauca, dieron a conocer que sus hijos probablemente serán trasladados a otras ciudades, porque la EPS AIC presenta mora en el pago de los servicios.

La directora de la Fundación, María Fernanda Portela, afirmó que todas las familias afectadas están agrupadas en la Fundación Carlos Pórtela a la espera de conocer cuál será su futuro; indica que hay preocupación en los padres de familia y en el personal médico  debido a que los niños necesitan el tratamiento con urgencia y además las familias, ya tienen un albergue en la ciudad.

De igual manera, Portela, les hizo un llamado a las autoridades competentes para que actúen de manera pronta y se impida el traslado los pacientes pues su estado de salud se vería comprometido.