El nuevo caso se registró en el municipio de Cartago, al norte del Valle, con lo que asciende a 32 la cifra de personas quemadas tras manipular estos elementos en el Valle del Cauca.

De estos 32 afectados, 16 corresponden a menores de edad, por lo que las autoridades del departamento hicieron un llamado a los padres de familia para evitar que los pequeños manipulen estos fuegos pirotécnicos que pueden dejar graves secuelas e incluso pueden ocasionar la muerte.

Cali es el municipio que mayor número de quemados con pólvora ha aportado, con 14 casos.

Las autoridades de salud se encuentran alertas debido a que en las próximas fechas del 24 y el 31 de diciembre, es cuando se presenta un incremento en el número de afectados por esta circunstancia.