Cargando contenido

Foto Archivo

 

En medio de los diálogos que se adelantan entre el gobierno nacional y miembros del ELN, el obispo de Buenaventura envió un mensaje de reflexión y concientización que permita llegar a los acuerdos finales que favorezcan al pueblo.

Con la finalización de la primera etapa de diálogos y teniendo presente el cese al fuego bilateral, Rubén Darío Jaramillo Montoya, obispo de la ciudad portuaria, dijo que es de suma importancia que para tener una paz absoluta, se profundicen los diálogos y se generen acuerdos no para el bien de estos dos entes sino para el bien del pueblo colombiano.

Añadió que, principalmente para que haya un buen proceso de diálogo, hay que dejar las armas a un lado, aislar  las diferencias, ya que en medio de guerras y disparos no se puede concretar nada bueno.

También hizo referencia a los conflictos vividos durante el fin de semana en la costa pacífica colombiana, pidiendo a las autoridades primar la seguridad de la ciudadanía y gestionar soluciones alejadas de violencia.

Finalmente, manifestó que aún mantiene la esperanza que se pueda llegar a mutuos acuerdos tal como sucedió con las Farc y se dé inicio a una nueva era de paz y tranquilidad en las diferentes regiones del país.