Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Puesto de Mando Unificado en Chocó para atender el Covid-19
Puesto de Mando Unificado en Chocó para atender el Covid-19
Cortesía: Gobernación de Antioquia

Monseñor Juan Carlos Barreto, Obispo de Quibdó (Chocó) advirtió en RCN Radio que toda la región del Pacifico colombiano presenta un alto grado de vulnerabilidad frente a la pandemia del coronovirus por la enfermedad de la COVID-19.

El obispo Barreto alertó que en la región no hay suficientes camas en Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), justo en el momento en que se confirmó el primer caso de COVID-19 en una mujer que trabaja como enfermera.

También advirtió que no se realizan las suficientes pruebas para detectar la enfermedad y que el resultado de las pocas que se realizan son muy demorados. 

Le puede interesar: Emotiva despedida al primer médico muerto por coronavirus en Colombia

“En Chocó hay 27 camas para atención de cuidados intensivos (…)  para la atención población de 500 mil habitantes”, dijo.

El prelado señaló que la prueba se hizo a la enfermera 15 días antes de conocer el resultado y, dado a que la mujer no sabía que estaba contagiada por la enfermedad, continuó su vida teniendo contacto con varias personas.

Audio

[AUDIO] Monseñor Juan Carlos Barreto, Obispo de Quibdó (Chocó), por primer caso de COVID.

0:27 5:25

“Esperamos que el Gobierno y las autoridades hagan una articulación y logren diseñar un plan diferencial para este territorio que figura con grado extremo de vulnerabilidad”, dijo monseñor Barreto.

Añadió que “desafortunadamente no tenemos elementos para hacer detección temprana del virus y eso prevé que la situación se mas difícil”.

Lea tambiénMédicos fallecidos no son héroes sino mártires, esas muertes eran prevenibles: Federación

Monseñor Barreto precisó que a la incertidumbre por la pandemia se suma la presencia de grupos armados ilegales que también pone en constante riesgo a la población.

En los 30 municipios del Chocó hay presencia de los grupos armados de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AUC) y de la guerrilla del ELN. El confinamiento ha sido persistente por la presencia de estos grupos (…) 54 mil personas según datos de la Defensoría han estado confinados o han sido víctimas de desplazamientos, reclutamiento de menores”, indicó.

El prelado puntualizó que seguirán haciendo el llamado al cese el fuego y clamando por que termine la violencia en el territorio.

Fuente

RCN Radio

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.