Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

ELN
Los enfrentamientos habrían dejado varios muertos
Archivo RCN Radio

Los obispos de las Diócesis de Quibdó, Istmina–Tadó y Apartadó, hicieron un “enésimo y angustiante grito por la paz y la dignidad ”, y con motivo de la Semana Santa, exhortaron a los grupos armados y delincuenciales a un cese al fuego, durante cien días, con el propósito de “abrir espacios de reflexión y concretar acuerdos humanitarios que abran el horizonte hacia la paz integral que requerimos en la ciudad de Quibdó y en los demás municipios de los departamentos del Chocó y de Antioquia”, que hacen parte de su jurisdicción.

En un comunicado, los obispos Juan Carlos Barreto y Hugo Alberto Torres, dicen que esperan que estos actores armados y  delincuenciales “acojan este llamado para que cesen los homicidios, los heridos, los desaparecidos, las extorsiones, los confinamientos, los desplazamientos, el reclutamiento de menores, las amenazas y la intranquilidad que afectan a las comunidades indígenas, afrodescendientes y mestizas”.

Lea además: Son once los miembros del ELN que Estados Unidos pide en extradición

Monseñor Barreto, obispo de la Diócesis de Quibdó, Itsmina y Tadó, dijo a RCN Radio que la motivación para este llamado de un cese de fuego de cien días se debe a la creciente violencia en Quibdó y en otros municipios de sus jurisdicciones eclesiásticas.

“Pero consideramos que hay oídos sordos de autoridades y grupos ilegales, el objetivo es el de reflexionar sin el fragor de las balas en soluciones estructurales para que los amados se den cuenta que están destruyendo la vida de muchas personas con sus crímenes y negocios  ilegales, pero también es un llamado a los gobiernos para que reaccionen y reconozcan que las respuestas que han venido ofreciendo son equivocadas e ineficientes”, subrayó monseñor Barreto.

Así mismo, en el comunicado los prelados del Chocó y Apartadó enfatizan en que “la institucionalidad debe responder de manera eficaz al clamor de la ciudadanía que exige derechos, seguridad y diálogo respetuoso. Igualmente, la sociedad civil debe renunciar a cualquier actitud de indiferencia y conformismo para que pueda aportar constructivamente a las soluciones requeridas”.

El mensaje pastoral de los jerarcas del Chocó y Apartadó, con motivo de la Semana Santa, invita a los fieles cristianos católicos, a los cristianos de otras denominaciones religiosas y a otros sectores de la sociedad civil  colombiana, “a vivir con intensidad el Misterio Pascual” y  a “crecer en la armonía familiar, el respeto por las tradiciones religiosas y la observancia de los cuidados frente a la pandemia del Covid-19. Los desórdenes, los excesos, la corrupción y los abusos en la convivencia social no son coherentes con la fe cristiana y con otras expresiones de espiritualidad y de cultura ciudadana”.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.