La Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC) y la Defensoría del Pueblo denunciaron el aumento de asesinatos a miembros de comunidades indígenas en el departamento de Nariño, luego de que las autoridades reportaran el asesinato de los hermanos Alberto y Luciano Pascal García, pertenecientes a la comunidad indígena Awá. Los indígenas se desplazaban desde el municipio de Llorente hacia el resguardo Palangala- Hojal, La Turbia, cuando fueron interceptados por varios hombres, quienes los atacaron con arma de fuego. El Ministerio Público además aseguró que también fue asesinado de manera violenta Diego Alfredo Chirán Nastacuas, también indígena, quien fue interceptado por desconocidos que en un vehículo lo condujeron a la vereda Las Marías del corregimiento El Diviso, Barbacoas, donde también fue atacado con arma de fuego. A estos hechos violentos se suma la muerte del líder indígena Camilo Roberto Taicus Bisbicus, quien al parecer habría sido víctima de un fleteo luego de retirar una suma de dinero de una entidad financiera en Tumaco. La Defensoría del Pueblo hizo un llamado a las autoridades para adelantar con urgencia las investigaciones necesarias para aclarar la autoría de los hechos, así como adoptar las medidas a que haya lugar para prevenir nuevas violaciones a los Derechos Humanos.