Cargando contenido

La Acnur advirtió sobre la grave situación para esa comunidad desde hace más de dos semanas.

Ya son cinco niños muertos en medio del confinamiento por combates en Chocó
Ya son cinco niños muertos en medio del confinamiento por combates en Chocó. Foto: Armada Nacional

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), manifestó su preocupación frente a la situación que se registra con más de 1.600 indígenas de 10 comunidades Wounnan y Embera en el municipio de Juradó (Chocó), quienes han tenido que desplazarse de sus territorios por enfrentamientos entre grupos armados ilegales.

Para ese organismo, es urgente que se adopten medidas de protección y atención humanitaria inmediata, tras la vulneración de los Derechos Humanos a esas comunidades nativas, que se han derivado de las acciones armadas entre organizaciones ilegales en la zona de frontera entre Colombia y Panamá, desde el pasado 26 de abril.
 
De acuerdo con información de la Acnur, 914 personas se han desplazado en las últimas semanas, mientras cinco comunidades más (729 personas), están en situación de confinamiento. 

Rocío Castañeda, oficial nacional de Información de Acnur, señaló que "tenemos más de mil 600 que están en situación de desplazamiento en el departamento del Chocó... entre esta población hay 263 niños menores de cinco años... la dimensión de la problemática supera

En diálogo con RCN Radio, Castañeda agregó que esta situación está ocasionando "graves problemas de salud por la situación misma de confinamiento, problemas de abastecimiento de alimentos y obviamente de alimentación de los afectados. La única forma de acceso a esa región es por mar".

Le puede interesar: Indígenas confinados en Chocó piden ayuda al Gobierno Nacional

Audio

Rocío Castañeda, oficial nacional de Acnur, hablando sobre desplazamiento de indígenas en Chocó

0:27 5:25

Ese organismo destacó que dentro de esa población afectada hay 263 son niños y niñas menores de 5 años, mientras señaló que a pesar de que ha habido una respuesta por parte de las autoridades, "las dificultades de acceso, la persistencia del conflicto y las intimidaciones son un obstáculo para brindar asistencia humanitaria de manera inmediata". 

La Acnur advirtió que persiste un riesgo de enfrentamientos que podría ocasionar el desplazamiento de otras de las comunidades nativas, por lo que insistió en la necesidad de garantizar la protección y seguridad de los habitantes de esa región del país.

Finalmente, esa dependencia de la Organización de Naciones Unidas (ONU), mostró su preocupación por el aumento de este fenómeno de desplazamiento en el país, ya que en lo corrido de este año, unas 6 mil personas han sido víctimas de desplazamientos masivos, mientras que otras 10 mil 700 han terminado confinadas por dichos enfrentamientos en al menos 4 departamentos.

Lea también - Gobierno no quiere garantizar la vida de nuestros pobladores: indígenas del Chocó
 
La ACNUR señaló que ante esta situación, "seguirá monitoreando, coordinando acciones con las organizaciones humanitarias en el terreno, colaborando con las instituciones del Estado para atender esta situación y acompañando a las poblaciones afectadas".

"Estas comunidades están en medio de los enfrentamientos entre los grupos armados ilegales y por eso hacemos un llamado para el respeto de esas comunidades. Estamos coordinando tanto a nivel de las instituciones locales y de la cooperación internacional que hacen presencia en la zona", aseguró.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido