Cargando contenido

Foto tomada de redes sociales.

 

Por medio de un comunicado, la consejería de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca, Orivac, rechazó la masacre presentada el pasado 8 de diciembre en el territorio de Cerro Tijeras del municipio de Suárez, en el departamento del Cauca.

En este hecho fueron masacradas 6 personas, entre ellos 5 hombres y una mujer de 20 años identificada como Viviana Tróchez, quien hacia parte del Pueblo Nasa y residía en el municipio de Jamundí en el sur del Valle del Cauca.

El comunicado manifiesta que la joven, hacia parte del censo de la comunidad indígena del Cañón Río Pepitas, asentada en el municipio de Dagua, Valle.

"Manifestamos nuestro rechazo contundente por el asesinato de la comunera, lamentamos y condenamos el crimen que enluta nuestra organización indígena del Valle del Cauca", se lee en algunos apartes del pronunciamiento.

De acuerdo a la Organización Regional Indígena, el Gobierno Nacional debe tomar medidas de protección urgentes para la comunidad, así como una investigación por parte de la Fiscalía General de la Nación, con el fin de que estos hechos no queden en la impunidad.

Indicaron también que hacen un llamado a las organizaciones internacionales para que realicen las acciones necesarias y así se les garanticen y protejan los derechos de los pueblos indígenas en especial los que cumplen el papel de defensores de la vida.

Párrafo seguido señalaron que se declaran en Asamblea permanente, por el desplazamiento de las comunidades indígenas de Cerro Tijeras, a las que pretender intimidar y robarles la tranquilidad.

[imagewp:429714] Comunicado de la Organización Regional Indígena del Valle del Cauca, Orivac, rechazando masacre en Suárez, Cauca.