La fiscalía se encargará de adelantar las investigaciones para establecer las responsabilidades en el presunto abuso del que habrían sido víctimas 13 menores de entre 3 y 5 años y que asisten al hogar Infantil de Bienestar Familiar en el municipio de Corinto.   De acuerdo con las denuncias instauradas por los padres de familia, los niños les contaron que su profesor había realizado actos obscenos con ellos mientras se encontraban en una de las aulas. El encargado de cuidarlos, un hombre de 36 años de edad fue separado de la institución mientras avanzan las averiguaciones.   De acuerdo con la fiscalía el supuesto agresor aún se encuentra en calidad de indiciado y por el momento se prepara todo los elementos necesarios para pedir ante un juez una audiencia de imputación formal de cargos.   Los menores fueron sometidos a varias revisiones por medicina legal y a esta hora reciben atención sicológica. En las instalaciones del ICBF en Corinto.   Directora general pide acelerar acción de la Fiscalía    Un fuerte pronunciamiento hizo la directora general del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar Cristina Plazas tras pedir a las autoridades que se aceleren las investigaciones para evitar impunidad en el caso de las denuncias sobre presunto abuso sexual de los 13 menores en el jardín infantil de Corinto.   Destacó la funcionaria que el propio ICBF presentó una denuncia penal por este hecho y se desvinculó al presunto abusador del equipo de trabajo que hace parte del hogar.   Se indicó que un plan para restablecer los derechos de los menores con valoraciones médicas y sicológicas se ha implementado con los niños al tiempo que en un trabajo con la comisaría de familia y la Fiscalía se investigan los detalles del hecho.