Cargando contenido

 

Las autoridades de salud del Valle, identificaron que los padres de familia de los niños quemados con pólvora en esta zona del país, están entregando información falsa para evitar las sanciones de las autoridades.

Se conoció que en varios casos, los progenitores de los menores de edad que han acudido a los servicios de salud para recibir atención por las heridas ocasionadas por la manipulación de pólvora, están omitiendo datos o entregando falsos números de teléfono o direcciones, para no ser identificados por el Bienestar Familiar, institución que abre investigaciones para determinar su responsabilidad en estos hechos.

María Cristina Lesmes, secretaria de Salud del Valle, afirmó que aunque estos padres intenten ocultarse, el sistema de salud tiene las herramientas para su ubicación.

Se ha solicitado a las Instituciones Prestadoras de Salud, que insistan  al momento de solicitar teléfonos y dirección a los padres o acudientes de los menores que lleguen con heridas provocadas por la utilización de elementos de pirotécnica.