Cargando contenido

Esta celebración se lleva a cabo cada 10 de diciembre, la cual fue establecida por la Asamblea General de las Naciones Unidas, igualmente para recordar lo sucedido aquel 10 de diciembre de 1948, día en el que la ONU aprobó la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

Con el fin de promover justicia,  paz, equidad, convivencia, el reconocimiento y el respeto de los Derechos Humanos a favor de todos los ciudadanos y ciudadanas de la capital nariñense y el Departamento de Nariño, así como también estimular los procesos de construcción de paz estipulados en el Plan de Desarrollo, el Comité Territorial de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario del Municipio de Pasto se unió a la conmemoración del día internacional de los Derechos humanos y DIH.

El Secretario de Gobierno Municipal Eduardo Enríquez Caicedo, señaló que, el Comité está articulado para fortalecer actividades como el día internacional de los Derechos humanos y DIH para la protección de los derechos y libertades de la ciudadanía en general y desde el proceso de paz poner en primer orden del día el respeto por la vida de cada ser humano.

Al respecto, Mario Miguel Fajardo, asesor de Derechos Humanos del municipio señaló que “esta es una actividad más que fortalece esa filosofía que se ha propuesto esta Administración; es decir, hacer de Pasto una ciudad y con unos ciudadanos y ciudadanas profundamente comprometidas en la defensa y realización de lo que son los derechos fundamentales”.

Yaquelín Estefanía Mesa, víctima del conflicto armado indicó que, “hay que aprovechar las oportunidades y saber que siempre esta alguien que le va a tender la mano, en mi caso fue el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar quien hizo el restablecimiento de mis derechos por todo el conflicto que he vivido y lo mejor es que soy beneficiada ya que pocas personas tiene acceso a la educación superior, y sacar una carrera adelante como los hice”.

Con la conmemoración del día internacional de los Derechos humanos y DIH se pretende reflexionar y defender los derechos de toda persona sin importar su sexo, nacionalidad, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, edad, partido político o condición social y cultural.