Cargando contenido

En una celda que tiene capacidad para 10 personas máximo actualmente hay hasta más de 50 detenidos.

Hacinamiento carcelario
Hacinamiento en las cárceles y Uris del país.
Colprensa

Continúa la congestión en las estaciones de la Policía de Cali. Ciudadanos recientemente capturados y otros a quienes les han dictado medida de aseguramiento y ya deberían estar en las cárceles aún continúan en estas celdas, ante la sobrepoblación que también hay en los centros penitenciarios. 

“La situación es compleja. En todas las estaciones de policías de la ciudad hay hacinamiento por la presencia de 300 personas que ya han judicializado y deberían estar en las cárceles, lo cual ha provocado que retiremos policías de los cuadrantes para doblar la vigilancia en las estaciones”, explicó el coronel Miguel Ángel Botía, subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali. 

El oficial recalcó que las 27 estaciones de policía de Cali tienen una capacidad para albergar a máximo 10 personas por celda, pero actualmente hay lugares que tienen de 30 hasta 120 ciudadanos, entre recién capturados y detenidos que ya han sido judicializados y están a la espera de un cupo en la cárcel de Villahermosa.

“No estamos capacitados para clasificarlos por su nivel de peligrosidad y son celdas transitorias para alojar dos, cuatro, seis, ocho y hasta 10 personas máximo, pero en estos momentos tenemos estaciones en donde hay hasta 30 y 50 personas y en una tenemos 104 detenidos”, recalcó el coronel Botía. 

Le puede interesar: Indígenas en Chocó podrían salir desplazados por combates

Por su parte, Andrés Villamizar, secretario de Seguridad de Cali, dijo: “Es muy importante solucionar el problema de hacinamiento que tenemos en las cárceles y en las estaciones de Policía. Necesitamos un plan de choque de descongestión por eso hemos pedido el apoyo del gobierno nacional para solucionar cuanto antes esta situación”.

A esta situación se suma la problemática de la violación de la medida de detención domiciliaria, lo que acarrea a la residencia de delincuentes que han accedido a ese beneficio, a raíz de la congestión en las cárceles.

“Este problema con el hacinamiento se ha convertido en una fuente de violencia, pues la gran mayoría de los delincuentes aprovechan esta medida de casa por cárcel para volver a delinquir", agregó el secretario de Seguridad.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido