Foto archivo RCN Radio.

  Se han incrementado los robos a los pescadores en el pacífico vallecaucano, especialmente, a los que ejercen la labor cerca al puerto de Buenaventura, así lo dio a conocer Manuel Bedoya, representante del gremio pesquero, quien aseguró, que por miedo no ponen la denuncia debido a que son amenazados de muerte. Bedoya, manifestó que "a pesar que las cifras de robo han tenido una disminución, aún nos aterra que ni la Armada Nacional pueda hacer nada por salvaguardar la vida y trabajo de estas personas". Así mismo, declaró que el balance del año pasado no fue positivo, ya que se robaron más de 30 motores fuera de borda, quitándoles así el único ingreso económico que tienen las familias. Finalmente, el gremio pide la presencia de las autoridades nacionales y regionales, especialmente, la de la gobernadora del Valle del Cauca Dilian Francisca Toro, pues hasta el momento no les ha cumplido con promesas de apoyo económico.