Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

La vía presenta cierres nocturnos en la actualidad
Derrumbes en la vía hacia el alto de La Línea siguen generando problemas de la movilidad en esta importante carretera de Colombia. Transportadores de carga piden soluciones por las afectaciones que vienen sufriendo por las contingencias.
Foto: RCN Radio

El presidente de la Veeduría Técnica Especializada del proyecto Cruce de la Cordillera Central Túnel de La Línea, Uriel Orjuela Ospina, dijo que aún con el proyecto terminado en su totalidad y entregado al país, se seguirán presentando derrumbes en este corredor nacional, debido a varias circunstancias.

El especialista en vías señaló que el cronograma que se ha propuesto en varias ocasiones el Gobierno Nacional para entregar el proyecto en su totalidad ha estado muy apretado, debido a dificultades generadas por el clima, parálisis de las obras, los procesos para elegir los nuevos contratistas, entre otros.

En cuanto a los cierres programados y no programados del corredor Calarcá–Cajamarca, entre el Quindío y Tolima, el ingeniero Orjuela indicó que, una vez entregado todo el complejo vial, el Gobierno debe seguir con los procesos de estabilización de los taludes, ya que la zona presenta condiciones geológicas y geotécnicas complejas.

Le puede interesar: Nuevamente se anuncia cierre nocturno en la vía La Línea

El vocero principal del organismo de control indicó que, “se presentan por lo menos 10 puntos críticos con inestabilidad del terreno donde se registran los deslizamientos, algunos de ellos con alto riesgo, lo que puede generar retrasos en el cronograma de obra por la complejidad de las afectaciones. 

Los cierres programados por el Invías siempre serán necesarios y pertinentes para garantizar la seguridad de los usuarios de la vía, pero es necesario comprender que aún con el proyecto terminado se seguirán presentando deslizamientos debido a las fallas geológicas de la montaña, el invierno y el manejo de la cordillera”, se indicó. 

Uriel Orjuela manifestó que, a pesar de los cierres, el proyecto está su recta final y podrá ser entregado este año a todos los usuarios.

Lea también: Amplían horario de paso vehicular en vía Bogotá - Medellín tras pérdida de la banca

“El cronograma avanza según lo estimado, pero por cuenta del invierno y el desarrollo de las obras del puente de la Herradura o llamado Yarumo Blanco, así como el manejo de dos derrumbes de diferentes kilómetros, se podría demorar unos cuantos días la finalización de los trabajos”, sostuvo.

Históricamente se han presentado zonas críticas en tramos como La Paloma, el talud de Bellavista y el sector de Cristales los cuales son los más relevantes y que se han activado por el invierno, aseguró el experto.

Orjuela Ospina mencionó que la inestabilidad del terreno se conoce desde hace muchos años y que se podría poner en jaque en cualquier momento la movilidad por la zona y la seguridad de los viajeros.

Por otra parte, transportadores de carga en el Quindío advierten de afectaciones por cuenta de los cierres nocturnos en la vía La Línea. Algunos líderes están contemplando posibles bloqueos.

Le puede interesar: Regularán el ingreso de turistas y caminantes al Valle de Cocora, en Quindío

Para José Páez, uno de los transportadores que frecuenta la vía hacia el alto de La Línea, el costo de los fletes y mayor tiempo en los trayectos siguen generando gastos adicionales e impactos en la economía. 

Otros sectores se encuentran contemplando la posibilidad de protestas y bloqueos en algunas vías, con el propósito de llamar la atención por estos cierres, pero en especial por los impactos que traería la nueva reforma tributaria.

Hay que tener en cuenta que los cierres nocturnos irán hasta el 10 de junio desde las 00:00 de la medianoche hasta las 05:00 a.m., todos los días con algunas excepciones.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.