Cargando contenido

Foto Colprensa

La propuesta envida por Metro Cali el pasado 27 de diciembre, contempla entre otras, varias alternativas expuestas a los operadores para avanzar en el fortalecimiento del sistema masivo de la ciudad.

En la actualidad, el municipio debe responder por demandas de los cuatro operadores que ascienden a los $600.000 millones. Lo que pretende la entidad en el plan es destinar $78.000 millones, recursos que provendrían del presupuesto municipal y del Fondo de Estabilización y Subsidio a la Demanda (Fesde).

Entre las soluciones planteadas por el presidente de Metro Cali, Nicolás Orejuela, se contempla la creación de un fondo para reinvertir en el el modelo y traducir dichos recursos en la compra de 424 buses para aumentar las rutas y mejorar las frecuencias.

No obstante, el mayor vacío está representado en la tarifa del pasaje, que a la fecha sigue manteniendo un déficit $1.200, por lo que a juicio de Orejeuela, "alguien debe asumir ese faltnte. Para prestar un servicio de calidad en toda la ciudad con los beneficios que ofrece el MIO, se requieren alrededor de $3.100 por pasajero y hoy, por un pasaje, apenas se pagan $1.900 pesos. Si no se paga, no habrá un transporte público digno en la ciudad".

Por ahora, la decisión está en manos de los cuatro operadores quienes deberán entregar una respuesta a fin de avanzar en los términos jurídicos que permitan ejecutar el plan de acción.