86 Personas detenidas y seis menores aprehendidos, que integraban nueve estructuras delincuenciales en el norte, centro y sur del Valle del Cauca, fueron desarticuladas por la Policía Nacional en desarrollo de una gigantesca redada que tenía como objetivo disminuir los índices de criminalidad, hurto y tráfico de estupefacientes en todo el departamento.

 

Estos resultados se dieron luego de 50 allanamientos en los que se hicieron efectivas 64  órdenes de captura, mientras que 22 personas más fueron sorprendidas en flagrancia, aseguró el general William René Salamanca, comandante de la Región 4 de Policía.

 

La intervención se llevó a cabo en los municipios de Palmira, Guacarí, Tuluá, Buga, El Cerrito, La Unión, Caicedonia y Cartago, en donde delinquían las bandas de Las Delicias,  Los Obregón, Los Canosos, Tres Tuzas, Los Paisas, La Esperanza, Las Palmas, Los Chelos y La Zapa.

 

En la requisa a los inmuebles allanados se decomisaron 7895 dosis de estupefacientes, se incautó una granada de fragmentación, dinero en efectivo y cuatro armas de fuego.

 

El general Salamanca agregó que con estos operativos a lo largo de diez días, se busca contrarrestar los homicidios y otros delitos de alto impacto social, que vienen afectando principalmente el norte del Valle del Cauca y que llevaron a la gobernadora del departamento a solicitar la ayuda del vicepresidente de la República, general (r) Oscar Naranjo, para la implementación de un plan de choque.