Un balance positivo en materia comportamiento de los caleños durante los seis días de la versión número 60 de la feria de Cali y todo el mes de diciembre, entregó el general Hugo Casas, comandante de la Policía Metropolitana.   Según el oficial las riñas se redujeron en un 30 por ciento, mientras que las lesiones personales  tuvieron una disminución importante del 70 por ciento con respecto a las estadísticas del mismo periodo del 2016.   El general Casas explicó que mientras en el 2016 se presentaron 3606 riñas en el mes de diciembre, en este año la cifra fue de 2490, un dato significativo, en la que influyó mucho el trabajo interinstitucional entre la alcaldía y los organismos de seguridad y el ICBF.   Los sectores de Cali en donde se presentaron el mayor número de altercados fueron las comunas 14, 6 , 19 y la 17, las cuales fueron atendidas oportunamente por los cuadrantes de la institución armada.   El oficial destacó que esa reducción de las riñas en diciembre y la feria se manifestó ostensiblemente en la baja de los lesionados con respecto al 2016, con 82 casos menos este año y dedujo como fundamental los 500 menores que fueron conducidos a  los centros de protección del ICBF que abrieron sus puertas durante las 24 horas.   El general Casas también resaltó el control que sus hombres hicieron en las vías de la ciudad donde se impartieron 111 comparendos a personas que fueron sorprendidas ingiriendo bebidas embriagantes en la calle, contravención que se penaliza el nuevo código de Policía.