Tras conocerse la captura de dos miembros de la Policía Metropolitana de Cali por su presunta participación en el secuestro del ciudadano panameño Juan Víctor Franklin Monsalve, el pasado 14 de junio en la vía a Dapa; el comandante de la institución armada general Nelson Ramírez Suárez, afirmó que seguirá aplicando el precepto de cero tolerancia contra aquellos policías que sean sorprendidos cometiendo hechos delictivos. Estos dos uniformados se apartaron de los postulados de la institución, del marco de la legalidad y la integridad y como consecuencia de esto la propia policía con su grupo Gaula, en un proceso investigativo, captura a estos dos integrantes a quienes se les aplicarán las medidas disciplinarias y administrativas correspondientes, afirmó Ramírez. De acuerdo con la investigación del Gaula de la Policía, se pudo establecer que estos dos policías fueron quienes interceptaron al ciudadano y posteriormente un vehículo en el que venían tres funcionarios, que estamos investigando, con supuestamente prendas del CTI, lo que cual hace parte también de la investigación con el fin de esclarecer si corresponden a funcionarios o si eran por el contrario delincuentes que estaban suplantando a la autoridad, aseguró el alto oficial. Al referirse a este nuevo caso de corrupción dentro de la Policía, el general Ramírez, reiteró: esto hace parte de un plan integral de transparencia que viene desarrollando la Policía Nacional para detectar aquellos funcionarios policiales que se apartan de los postulados del marco de la integridad, de la ética, de la moral y la filosofía institucional y cuando corresponde estas conductas se realizan las capturas y se ponen a disposición de las autoridades judiciales. Según el general Ramírez, en lo que va corrido del presente año un total de 28 uniformados han sido retirados de la institución armada por faltas graves contra el servicio y actualmente se encuentran recluidos en centros carcelarios de la región. Paralela a esta situación, la dirección de la Policia Nacional emitió el siguiente comunicado de prensa. En cumplimiento de la Política Integral de Transparencia, dispuesta por la Dirección General, la Policía Nacional de todos los colombianos capturó en las últimas horas a 14 uniformados que se apartaron de los criterios de legalidad e integridad que rigen a los policías de Colombia.   La investigación policial fue adelantada por efectivos de las metropolitanas de Bogotá, Cali y Valle de Aburrá. Estos uniformados, que se apartaron de los postulados constitucionales e institucionales, de brindar seguridad y tranquilidad a nuestros compatriotas, fueron puestos a disposición de la Fiscalía General de la Nación para que respondan penalmente por la comisión de delitos como cohecho propio, hurto, concierto para delinquir y secuestro extorsivo. Además deberán enfrentar los procesos administrativos y disciplinarios correspondientes. La Policía Nacional ratifica su compromiso de rectitud y cero tolerancia con situaciones que afecten la confianza depositada por todos los colombianos en la Institución y reafirma su lucha frontal contra actuaciones que se aparten del deber institucional. La Institución agradece la veeduría permanente de la ciudadanía y la información precisa que viene suministrando, la cual es fundamental para orientar las investigaciones y erradicar comportamientos contrarios a la ley. De igual manera, les recuerda a todos los ciudadanos que se encuentra habilitada la Línea 166, de Transparencia Institucional, herramienta que permite denunciar hechos que afectan la integridad de la Institución. Esta funciona las 24 horas, donde siempre habrá un funcionario dispuesto a recepcionar su denuncia.