Cargando contenido

Al interior del vehículo se halló marihuana oculta en el baúl.

Policía de Tránsito
El agente identificado como Diego Serna Gutiérrez llevaba 24 años al servicio en la institución.
Foto: Colprensa

Agentes de tránsito que se encontraban en un puesto de control en la vía que comunica a las localidades de Florida y Candelaria, a la altura del callejón Brisas de Frayle (Valle del Cauca) fueron víctimas de un conductor que no quiso parar.

Un grupo de guardas de tránsito, adscritos al municipio de Candelaria, requirió al vehículo para que detuviera su marcha y verificar que los documentos estuvieran en regla, pero el conductor no se detuvo y arrolló a uno de los policías.

A bordo del vehículo se movilizaban dos personas, que sin piedad atropellaron al agente Diego Serna Gutiérrez y le ocasionaron la muerte, según el subcomandante de la Policía Metropolitana de Cali, coronel Fabián Ospina.

Tras el accidente, los demás agentes de tránsito dieron aviso a la patrulla del cuadrante para que persiguieran a los sujetos. Finalmente se logró su captura en la cabecera municipal de Candelaria.

Al interior del vehículo, la Policía descubrió 31 libras de marihuana ocultas en el baúl que al parecer pretendían ingresar a Cali.

Estas personas deberán responder por los delitos de homicidio, tráfico y tenencia de estupefacientes.

La secretaria de Gobierno de Candelaria, Janeth Álvarez, hizo un llamado al Ejército y a la Policía para que realice un acompañamiento a estos puestos de control, debido a que la zona donde tuvo lugar el incidente, es considerada un corredor utilizado por las bandas de microtráfico para transportar alucinógenos.

Sobre este hecho el alcalde de Candelaria, Yonk Jairo Torres, dijo que “estos son los riesgos que debe afrontar un servidor público que asume este tipo de responsabilidades, procurando la seguridad y bienestar de la comunidad en las vías y carreteras”.

Diego Serna Gutiérrez llevaba 24 años al servicio en la institución.

Este año ya van varios los agentes de tránsito, especialmente en Cali, que son agredidos por conductores de motocicletas y de los vehículos de transporte informal o pirata que se resisten a los operativos de las autoridades para combatir este tipo de servicio.

Encuentre más contenidos

Fin del contenido