Cargando contenido

Según la Fiscalía, el oficial y un patrullero de la institución tendrían vínculos con el Clan del Golfo.

Vínculos con el Clan del Golfo
El mayor Christian Adrián Torres, subcomandante de la Policía del Puerto de Buenaventura es señalado de capturar a un ciudadano y exigirle dinero para no vincularlo en una investigación.
Foto suministrada por prensa Fiscalía Cali

Un juez de control de garantías envió a la cárcel al subcomandante de la Policía de Buenaventura, mayor Christian Adrián Torres, y al patrullero Jhon Fredy Valencia Gómez, por el secuestro extorsivo de un ciudadano y también por tener vínculos con la organización criminal ‘Clan del Golfo’, que delinque en algunas comunas de Buenaventura.
 
Las investigaciones revelaron que el mayor Christián Adrián Torres habría detenido a Diego Fernando Duque Ríos, supuesto cabecilla de las Autodefensas Unidas del Pacífico, a quien le exigieron la suma de $100 millones pesos para no vincularlo formalmente a un proceso de investigación y dejarlo en libertad.

De acuerdo con un comunicado de la Fiscalía, la esposa del detenido habría sido llevada a una vivienda en Pasto (Nariño), donde estuvo retenida mientras su esposo recolectaba el dinero exigido por los uniformados.

“Otra suma, esta vez por $2 millones de pesos, habría sido requerida por el mayor y el patrullero para ubicar a varios testigos que podrían afectar el proceso contra Duque Ríos. En este caso, la promesa de los uniformados era hacer que los testigos cambiaran sus declaraciones ante las autoridades”, según precisa la información entregada por el ente investigador. 

Le puede interesar: Desactivan carro bomba en Arauca

En una audiencia encabezada por un juez de control de garantías, un delegado de la Fiscalía le formuló cargos al oficial de la Policía por los delitos de concierto para delinquir agravado, secuestro extorsivo, concusión y cohecho.

Al patrullero le fueron imputados los delitos de secuestro extorsivo y concusión. Los uniformados fueron enviados a las cárceles de San Isidro de Popayán y Palogordo en el municipio de Girón, en Santander respectivamente.

El comandante de la Policía del Distrito de Buenaventura, coronel Jorge Miguel Cabra, se refirió al caso. "En lo profesional fue una persona que demostró compromiso, dinamismo, responsabilidad y liderazgo en muchas actividades propias del cargo, pero somos respetuosos de las decisiones judiciales. Sin embargo es una circunstancia que nos convoca a los policías para hacer un frente común y tener un comportamiento ejemplar no solamente desde lo institucional, sino desde lo personal", aseguró.

La investigación contra los uniformados fue dirigida por la Dirección Especializada contra las Organizaciones Criminales de Bogotá.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido