Cargando contenido

Sede política en Cali de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común -Farc-. Foto RCN Radio.

Los habitantes del barrio Junín, en el centro oriente de la ciudad, manifestaron su preocupación por los hechos que han rodeado la instalación de la sede política de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común -Farc-.

De acuerdo con Iván Sandoval, uno de los vecinos del sector desde hace tres meses cuando se entregó en arriendo un local para que funcionara dicho partido político, se ha notado la presencia de hombres armados que arriban al lugar en vehículos blindados y de vidrios oscuros, lo que ha generado la zozobra entre las personas del vecindario.

Más de uno se ha tenido que ir porque les da miedo con sus hijos, temor a que se los lleven. Estas personas llegan con armas y el temor de nosotros es que pongan una bomba. Muchas personas han pensado en vender y no venir más por acá porque el temor es grande”, precisó.

Por su parte, Carlos Alberto Herrera, otro de los moradores del barrio Junín, se mostró en desacuerdo con las opiniones de varios de sus vecinos, al sostener que los desmovilizados de las Farc, tienen derecho a escribir una nueva historia en sus vidas.

Generalmente no le veo inconveniente, se ha visto que la misma Policía ha estado escoltándolos, brindándoles protección. No hacen reuniones permanentes. Por lo anterior considero que todos los sectores políticos tienen derecho a tener su sede, no le veo ningún problema a eso y si la gente quiere vender sus casas, que venda y se vaya porque tampoco podemos restringir y sacar del barrio a la gente que quiere progresar”, enfatizó este habitante.

En un panfleto conocido recientemente, supuestas organizaciones criminales amenazaban con cometer atentados contra las sedes políticas de los partidos políticos recientemente creados por parte de ex integrantes de las Farc.