Nariño y Putumayo serían departamentos pilotos para su implementación.   El Gobernador de Nariño Raúl Delgado Guerrero destacó que el presidente de la República, Juan Manuel Santos anunciara ayer,  la puesta en marcha  en Nariño de la  Estrategia Integral de Sustitución de Cultivos de uso Ilícito.   “El Plan que hoy presentamos lo vamos a comenzar a implementar –este año y el 2016– en los dos departamentos con mayor producción, que son Putumayo y Nariño, donde hay unas 26 mil familias productoras de coca”,  ratificó el Jefe de Estado.   La nueva estrategia será dirigida por el ex Ministro Eduardo Díaz y abarcará seis frentes de trabajo: inversión social, sustitución, interdicción, investigación y judicialización, consumo y reforma institucional.   “Nuestra voz ha tenido eco. La paz que demanda y se quiere en Nariño  implica una mayor presencia del Estado colombiano, con el fin de superar los enormes rezagos que en materia social y económica se evidencian en el Departamento de Nariño, la implementación de planes integrales de desarrollo rural, como única alternativa sostenible para la sustitución de los cultivos de uso ilícito y de igual manera la defensa y apoyo a la producción agropecuaria, reiteró el Gobernador de Nariño al conocer el anuncio.   En concordancia con la posición del Gobernador Raúl Delgado, el componente de inversión social del nuevo Plan del Gobierno Nacional,  considera  que en las zonas donde hay cultivos ilícitos es donde hay menor presencia del Estado y de sus servicios,  por ello en los municipios y departamentos priorizados se trabajará en construcción de vías, colegios, puestos de salud, acueductos y redes de servicios, siempre en un trabajo conjunto con las comunidades. De hecho, ya se dispone de un estudio sobre la inversión social que hay que hacer al respecto. Ya en materia de sustitución la estrategia señala que se busca cambiar el paradigma, puesto que esta política no será familia por familia sino con los territorios, con las comunidades organizadas. El propósito es llegar a acuerdos con las comunidades para que erradiquen voluntariamente. Esto se pondrá en práctica de inmediato y no en forma gradual. Si no se logran acuerdos, entonces se acudirá a la erradicación forzosa, explicó el Presidente Santos, en una postura similar a lo que Nariño ya ha implementado en áreas piloto, dentro del Programa de Desarrollo Rural Alternativo denominado “Sí se Puede”. El Jefe de Estado explicó las ventajas que representan para las comunidades los acuerdos de sustitución. “Tendrán acompañamiento, financiación, asesoría técnica para emprender otros proyectos agropecuarios, pero no de cualquier clase sino de los productos agrícolas o pecuarios que tengan vocación de producción en esa zona específica”, dijo. “No los vamos a dejar solos en sus negocios. Vamos a crear unas comercializadoras rurales, que se encargarán de los centros de acopio, de la distribución y la búsqueda de mercados”, sostuvo. Por otro lado,  las comunidades beneficiadas tendrán acompañamiento, financiación y asesoría técnica para emprender proyectos agropecuarios apropiados. “A quienes se mantengan más de 5 años cultivando productos lícitos, se les podrá titular las tierras para que se conviertan además en propietarios legales”, señaló el Presidente Santos.