Cargando contenido

Un nuevo atentado contra la infraestructura eléctrica y petrolera del puerto de Tumaco, dejó nuevamente al municipio sin el servicio de luz.

Alcaldía de Tumaco
Foto: Juan Alberto Palma

El alcalde (e) de Tumaco, Nariño, Hernán Cortés, aseguró que los "problemas estructurales" que afronta esta región "no se resuelven con pañitos de agua tibia" y pidió intervención al Gobierno en la emergencia tras el nuevo atentado contra la infraestructura eléctrica y petrolera que dejó sin energía al puerto.

En entrevista con RCN Radio, el mandatario local aseguró: "esto no se resuelve únicamente con acción social momentánea o con asistencialismo; los problemas de Tumaco y del Pacífico en general tienen que ver con problemas estructurales relacionados con la exclusión, con la marginalidad y con el racismo estructural".

Según el alcalde, no se debe ver la región pacífica colombiana solamente "como una despensa donde solo se puede venir a sacar la riqueza que oferta la naturaleza", ya que las necesidades sociales de su población requieren intervención a largo plazo.

"Aquí hay gente, aquí hay seres humanos que han luchado durante muchos años por tener unas mejores condiciones de vida, este tipo de problemas no se van resolver como debiera", dijo Hernán Cortés.

Igualmente señaló que el impacto del conflicto armado en el Pacífico colombiano ha hecho que las condiciones de vida de los habitantes de Tumaco "sean expresiones de esos problemas estructurales".

Incluso dijo que "el país tiene que pensar en desarrollar políticas de acción afirmativa que permitan que el Pacífico pueda vivir en condiciones de igualdad a las demás regiones de Colombia", puntualizó el mandatario. 

Hernán Cortés reiteró que es necesario atender esos "problemas estructurales", ya que de lo contrario, "vamos a pasar de grupo armado a grupo armado, de narcotráfico a otras formas delictivas y eso va ser un círculo del cual no vamos a salir".

Finalmente el funcionario reiteró que los grupos al margen de la ley han provocado problemas estructurales, particularmente, en Nariño y otros departamentos del Pacífico.

"Fueron los paramilitares, fueron las Farc, hoy las disidencias, mañana serán otros ... el narcotráfico y la violencia solo son expresiones de esos problemas", añadió Cortés. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido