La directora ejecutiva de Procaña, Martha Betancourt, pidió al presidente de la República, Juan Manuel Santos, no firmar el decreto que pretende reducir el arancel máximo para el azúcar, por considerar que el actual precio del granulado a nivel internacional con tendencia al alza y con un dólar fuerte no tendría ningún efecto en el mercado. Agregó que de aplicarse la medida, debilitaría el Sistema Andino de Franjas de Precios, mecanismo que ha demostrado por más de 20 años su eficacia para contrarrestar la alta volatilidad de los precios del azúcar a nivel internacional. También señaló que de firmarse el decreto, pone en riesgo a los productores de caña y de panela en el momento en que los precios internacionales del azúcar y la tasa de cambio vuelvan a bajar, inundando así el mercado con azúcar de bajo costo, lo que afectaría la estabilidad económica y el empleo de miles de personas que dependen de dicha cadena productiva. Procaña considera fundamental que "se garantice el debido proceso, dando cumplimiento al Decreto 2293 del 27 de noviembre de 2015, que establece que los Ministerios de Agricultura y Comercio conformarán un comité intersectorial para evaluar el impacto en temas relacionados con el empleo, las ventas, exportaciones, comportamiento de las importaciones, producción, precios y la actividad agroindustrial entre otros de la caña, el azúcar y la panela”.