Cargando contenido

Desde el miércoles anterior los propietarios de los 'food trucks', o vehículos de ventas móviles de comida, no pueden funcionar en el parque del barrio el Ingenio, al sur de Cali, tras una orden policial.

De acuerdo con Sebastian Daza Rengifo, miembro de la junta directiva de la Asociación Foods Trucks Cali, varios uniformados fueron puesto por puesto, informando que ya no podían continuar con la actividad económica en el sector, debido a que estaban infringiendo el código de policía.

Advierte Rengifo que desde hace dos años tramitaron ante el Concejo de Cali un proyecto de acuerdo para reglamentar el funcionamiento de este tipo de negocios. Sin embargo, -y pese a que la Alcaldía de Cali se comprometió a revisar la petición- no han encontrado una respuesta por parte de la administración que les permita funcionar bajo la legalidad y la formalidad.

El argumento de las autoridades es que están dando cumplimiento a un supuesto derecho de petición, tramitado por los habitantes del sector, en el que solicitan el desalojo de estos puestos de comida, debido a que ocasionan caos vehicular y ruido en la zona.

"Hemos solicitado cuál es el supuesto derecho de petición, porque no lo conocemos. Y de manera extraña vemos que la policía sólo se acerca a los 'Food Trucks', cuando en el parque funcionan otros negocios ambulantes", añadió Rengifo.

Ante la situación, los propietarios de estos vehículos realizarán este viernes una protesta pacífica en la zona en que han funcionado para llamar la atención de los vecinos, debido a que sostienen que tampoco han obtenido una respuesta por parte de la junta de acción comunal del barrio.