Cargando contenido

Foto suministrada por la CVC.

 

Luego de un estudio técnico y de impacto ambiental, la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, CVC, negó la licencia ambiental para la explotación de materiales de construcción en el río Amaime en su paso por Palmira y El Cerrito, que había solicitado dos sociedades.

“Se surtió el trámite establecido en la Ley, haciendo cumplimiento del debido proceso. Se exigieron los estudios técnicos para evaluar y tomar una decisión. La CVC anunció por prensa, radio y televisión que se iba a realizar una audiencia pública, allí se tuvo oportunidad de escuchar a  la comunidad pero también se revisó el componente técnico y con base en eso se tomó la decisión de negar la licencia”, explicó Rubén Darío Materón Muñoz, director general de la CVC.

“Recordemos que la Corporación es un ente técnico y es la Autoridad Ambiental técnica y no se rige por influencias de carácter político como se dijo en un medio de redes sociales”, anotó Materón Muñoz.

“De todas maneras hay que tener en cuenta los fenómenos de erosión y sedimentación; en la parte alta se desprende material de la orilla de los ríos y va a dar a la cuenca media baja, eso disminuye la capacidad del cauce de los ríos entonces ahora hay que garantizar que no se presenten  desbordamientos con algunas medidas provisionales pero que no corresponden a una licencia para una extracción masiva”, precisó el funcionario.

La licencia había sido solicitada por las Sociedades Gravarena Río Amaime Ltda. y Arenas Amaime Ltda., para la explotación de estos materiales a lo largo del cauce del río Amaime, aguas arriba del puente Los Ceibos, frente al balneario Puerto Amor.