Tras las muertes ocurridas en los últimos días dentro de varios moteles en Cali, las autoridades buscan prohibir el ingreso de armas de todo tipo a estos lugares. De acuerdo con el coronel Henry Jiménez, subcomandante de la Policía Metropolitana, continúan las investigaciones de los tres casos de asesinatos que se presentaron el pasado fin de semana al interior de dichos establecimientos de la ciudad, donde murieron seis personas. Debido a esta situación se prendieron las alarmas y se intensificaron los controles, especialmente cerca de apartahoteles y residencias. "Tenemos tres casos. Tres homicidios y tres suicidios; ya el tema se está verificando, al igual que el parentesco de cada una de las personas, hay que decir que hasta el momento los hechos son aislados, sin embargo, estarían relacionados con hechos pasionales", indicó. Agregó que lo que se hará es sentar algunas normas administrativas con respecto a la prohibición del ingreso de armas de fuego. "Que alerten a las personas que hacen uso de los moteles; con el objetivo de evitar estos casos lamentables que ha tenido la metropolitana en la última semana", explicó el coronel. Hasta el momento las autoridades se encuentran recolectando información a través de testigos y cámaras de seguridad para esclarecer si se trató de feminicidios.