La Unidad Administrativa de Consolidación Territorial entregó en el municipio de Los Andes Sotomayor a 183 Nuevas Familias Guardabosques para la Prosperidad de las veredas: Travesía, Palacio, La Aurora, Paraíso y San Pedro, insumos y maquinaria (despulpadoras) para el fortalecimiento del proyecto productivo del café.   La entrega que tuvo una inversión de $287.310.000, se hizo con el acompañamiento de la Asociación Hortofrutícola de Colombia – ASOHOFRUCOL – y la Federación Nacional de Cafeteros, con el objetivo de seguir consolidando territorios que hacen su trance hacia la legalidad desde los cultivos ilícitos.   Una de las experiencias que se acucharon durante la jornada fue la de Jesús Riaño, habitante de la vereda El Paraíso, quien decidió voluntariamente dejar los cultivos ilícitos debido al cansancio y temor en que vivió junto con su familia por más de 10 años. Después de ingresar al programa de Familias Guardabosques, su proyección de vida cambió para bien y ahora su principal objetivo es seguir fortaleciendo el cultivo de café que lo logró gracias a Consolidación Territorial. “Trabajar con cultivos ilícitos fue una experiencia muy dura para toda la familia, pero ahora me siento libre de andar tranquilamente de noche y de día por donde queramos, y lo más importante es que nos sentimos bien satisfechos con lo que tenemos”, expresó.   Otras personas como el caso de Ilian Socorro, haber estado en los cultivos ilícitos le dejó una dura experiencia de vida al ver como sus seres queridos fueron asesinados por causa de esta labor. “Es triste y complejo contar historias cuando uno vive de estos productos, que por querer ganar dinero fácil, perdemos a quienes más queremos. Ahora, he ido superando mi vida y la de mi familia pero desde la legalidad”.