Cargando contenido

El religioso dijo que se están matando jóvenes vulnerables sin darles oportunidades.

Cali Valle del Cauca
Los cinco asesinados eran menores de edad
Suministrada

El arzobispo de la ciudad de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve, se refirió al acompañamiento que se le brinda a las familias de los cinco menores de edad que fueron asesinados en desconocidas circunstancias, en un cañaduzal del barrio Llano Verde el pasado 11 de agosto. 

El religioso calificó estos hechos como un 'genocidio generacional' tras indicar que se están matando jóvenes vulnerables sin darles la oportunidad de un futuro, mientras pidió que se sepa toda la verdad de lo ocurrido "por dura que sea".

Lea también: Gobierno presentó tres medidas especiales tras masacre de cinco menores en Cali

"No es la primera vez que en Colombia ocurren este tipo de hechos donde se asesinan jóvenes como los casos de los 'falsos positivos' y no se conoce por qué y quiénes los mataron. Realmente en este caso es muy triste que en un ambiente de pandemia (...) cinco jóvenes de un mismo barrio se van a buscar un esparcimiento en un cañaduzal y terminan asesinados", señaló.  

El arzobispo de Cali indicó que pese a que "muchos piensan que el hecho se presentó por invadir una propiedad privada, por consumir las cañas de azúcar (como se acostumbra) o por otras actividades, eso lo tendrá que decir la investigación porque no sabemos qué pasó".   

Audio

(Audio) Monseñor Darío de Jesús Monsalve, arzobispo de Cali, sobre masacre de cinco menores.

0:27 5:25

Con relación a la falta de pruebas para poder esclarecer qué fue lo que pasó tras el asesinato de los menores, el religioso dijo que es necesario "que se diga la verdad por dura que sea, porque Colombia necesita estas verdades. Esto ha quedado siempre en silencio bajo escombreras como ocurrió en la comuna 13 de Medellín, siempre queda sin que se conozca la verdad y se inicie una acción".  

En ese sentido, dijo que "necesitamos un Estado robusto en la protección de la vida, que cree mecanismos y se genere el control de armas en los territorios. Que se prohíba el porte de armas y el negocio de las mismas. Necesitamos un Estado que proteja la vida, incluso desde el de la gestación". 

Le puede interesar: JEP ordena búsqueda de víctimas de desaparición en la Comuna 13

De acuerdo con el arzobispo de Cali, en Colombia "persiste una mentalidad desde los tiempos de Pablo Escobar de 'limpieza social' o de lo que yo he llamado 'genocidio generacional' en los medios más pobres".

Explicó que "a los jóvenes que toman esa forma de tribus o de pandillas urbanas, la sociedad piensa que no hay salida con ellos y que hay echarles los 'escuadrones de la muerte', porque lo único que queda es matarlos o convertirlos en asesinatos ecológicos o en muertes con sentido social". 

Monseñor concluyó que "esto es muy grave. El país tiene metida una conciencia de asesinatos que en realidad es genocidio, sobre todo en esos términos de 'limpieza social', como se le denomina". 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido