Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Empleados de la rama judicial siguen protestando por la falta de ascensores en el Palacio de Justicia.
RCN Radio Cali.

Una acción penal en contra de Diógenes Villa Delgado, director ejecutivo de Administración Judicial y Clara Inés Ramírez Sierra, directora seccional de Administración Judicial en Cali, fue interpuesta por parte del abogado de los familiares de las víctimas del desplome de un ascensor en el Palacio de Justicia de la capital vallecaucana. 
 
La denuncia fue instaurada por el abogado Elmer José Montaña Gallego, en representación de la esposa de Álvaro León Barros Vigna, quien murió en el accidente. Con esta busca que se les procese a los dos acusados, por negligencia en el mantenimiento del equipo.
 
El apoderado de la viuda argumentó que los elevadores instalados en el Palacio de Justicia tras su remodelación, luego del atentado con carro bomba en agosto de 2008, eran de pésima calidad, igualmente que fueron modificados para poderlos instalar en la estructura existente y que desde el primer momento en que entraron al servicio de los usuarios evidenciaron fallas técnicas.
 

"Ahora se conoce que dichos ascensores pusieron en grave peligro la vida de servidores públicos y usuarios de la justicia, durante todo el tiempo en que estuvieron en servicio, bajo la responsabilidad directa de la directora seccional de la administración judicial de Cali, Clara Inés Ramírez Sierra, quien igualmente tenía la posición de garante", dijo el jurista. 
 
Estas denuncias están basadas en el reciente informe técnico que confirmó las graves fallas que padecían todos los elevadores del Palacio de Justicia en Cali. 
 
Como se recordará, el desplome del elevador obligó al cierre de los otros seis con que cuenta el Palacio de Justicia, lo que generó la parálisis de todas las actividades en los despachos judiciales desde el mismo instante del accidente del 15 de agosto.
 
 

Hoy cuando se cumplen 20 días de la tragedia, Asonal Judicial sigue en asamblea permanente y en contravía al plan de contingencia propuesta por el Consejo Seccional de la Judicatura, que propone seguir trabajando en el edificio ‘Pedro Elías Serrano’, de 17 pisos, instalando botellones de agua cada dos pisos como única alternativa para trasegar por las escaleras.
 
Los jueces y empleados sindicalizados proponen que en el Palacio queden funcionando solamente los juzgados penales, mientras que las otras ramas, como los juzgados labores, de familia y civiles, sean reubicados en otros edificios de la ciudad, mientras se soluciona el tema de los elevadores.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.