Por representar un riesgo para la comunidad que asiste a los eventos realizados en la plaza de toros de Popayán, Francisco Villamil Londoño,  la administración municipal decidió sellarla. Graderías en mal estado, paredes averiadas, déficit de baterías sanitarias, falta de cuidado en el sistema de canales y presencia de estructuras metálicas que pueden herir a la comunidad, son algunos de los aspectos que influyeron en el sellamiento de este lugar que regularmente recibe una alta asistencia de público "Esta medida se adopta como respuesta a las quejas de la comunidad por afectaciones auditivas y por las deficiencias que este centro de entretenimiento presenta en gran parte de su infraestructura", señalo Iris Santiago secretaria de salud de Popayán. Por su parte, Nelsy Gómez, referente ambiental de la Secretaría de Salud Municipal, aclaró que "el informe de nuestra evaluación fue entregado a los directivos de la Plaza de Toros con todas las recomendaciones  para que el funcionamiento de la institución sea el adecuado". Por último, la funcionaria recordó que estas medidas hacen parte de un trabajo que pretende velar por la tranquilidad de la comunidad payanesa.