El caso se presentó en el barrio El Prado, cuando una joven se ganó la confianza de Leydi Johana Castro, la mamá del recién nacido, manifestándole que era miembro de una Fundación y que le iba a donar un kit para su hijo por tratarse de una persona de escasos recursos. La raptora, citó a Leydi Johana frente a una papelería del citado barrio de La Villa de Robledo y le ordenó sacar una fotocopia de su cedula, mientras ella le sostenía al bebé. Fue en ese instante en que ésta personas se llevó al pequeño, aprovechando la complicidad de un hombre que apareció en una motocicleta. A partir de ese momento la Policía a través del grupo Gaula y la red de taxistas de Cartago inició la búsqueda del menor, que dio sus frutos en horas de la noche con el rescate del niño y la captura de la responsable del rapto. El comandante de la institución, coronel Fernando Murillo, dijo quien cometió este delito, es una mujer de 21 años, que estuvo embarazada, perdió al bebé y para hacerle creer al novio que vive en Francia y a su familia que lo había tenido, le raptó el niño a Leydi Johana Castro.