Cargando contenido

El caudal alcanzó los 550 metros cúbicos por segundo. En varios puntos del río Cauca hay monitoreo del nivel del afluente.

Represa Hidroituango
La situación con Hidroituango empeoraría ante una eventual borrasca del afluente.
Colprensa

El agua que fue desviada por la Casa de Máquinas de Hidroituango logró salir al otro lado y encauzarse al río Cauca. El propósito es recuperar el caudal tradicional para esta época de invierno y así evitar que el nivel del agua sobrepase la presa del proyecto.

El vicepresidente Ejecutivo de Gestión de Negocios de EPM, John Maya Salazar, explicó que tienen varios puntos de monitoreo del afluente y en este momento se alcanzan los 550 metros cúbicos por segundo.

“Más o menos a la una de la mañana, ya afloró y salió al otro lado del río Cauca y ha venido aumentando paulatinamente. En Puerto Valdivia, donde tenemos otro punto de monitoreo, estamos en 550 metros cúbicos por segundo, eso ha venido aumentando. Vamos normalizando”, señaló el funcionario.

Maya Salazar aseguró que se hicieron nuevas voladuras, con un alto grado de complejidad, para lograr despejar el lugar afectado por el derrumbe y permitir que el agua pase.

“Hoy vamos bien. Seguimos con las otras actividades. Se hizo otra voladura de un bloque, con un grado de dificultad más alto, lo que demuestra la capacidad de nuestros técnicos e ingenieros, que tuvieron que entrar en lancha”, puntualizó.

El nivel del río Cauca subirá sus niveles, por lo que la alerta en Ituango, Briceño, Valdivia, Cáceres, Tarazá, Caucasia y Nechí. La recomendación a los habitantes es que no se acerquen al afluente y a que estén pendientes de las recomendaciones de las autoridades locales.

Expertos

El director del grupo de Georrecursos, Minería y Medio Ambiente (Gemma) de la Universidad Nacional, Oswaldo Ordoñez Carmona, calificó de “delicada” la contingencia que afronta la Hidroeléctrica de Ituango. Advirtió que no se tenía previsto el taponamiento del túnel del desvío del río Cauca, aunque hace parte del misterio de la naturaleza.

“Lo que está pasando en Ituango es una situación muy delicada o un desastre, como lo quieran llamar, para la Ingeniería y para una obra de este tamaño. Una cuestión que se salió de las manos. No se tenía previsión de lo que iba a pasar”, dijo Ordoñez.

El geólogo Ordoñez Carmona aseguró que es muy pronto para hablar de responsables en la emergencia. Explicó que pese a que se hagan todos los estudios, en la ingeniería nada es cien por ciento seguro, y siempre hay un margen de error. En este caso, pudo ser una configuración de fenómenos.

Según el experto, el futuro del más ambicioso proyecto de ingeniería del país, dependerá de los daños que haya en la Casa de Máquinas, la cual comenzó a ser inundada para encausar el agua del río Cauca.

“Estamos entre dos mundos: primero, que no pase nada y que los daños sean mínimos, y lo segundo, que es lo peor que puede pasar, es que se destruya todo. Si la Casa de Máquinas se destruye y es difícil su recuperación, lo que se tiene que hacer es rediseñarse”, afirmó Ordoñez.

Fuente

Encuentre más contenidos

Fin del contenido