Cargando contenido

Hurtaron la copa religiosa de una iglesia del municipio de Cartago en el Norte del Valle.

Un hombre que vestía una bata de las que utilizan los médicos en los hospitales, fue el responsable del robo de un cáliz perteneciente a la iglesia San Jorge del Municipio de Cartago en el Norte del Valle, hecho que se presentó en la tarde de este domingo y del cual el sacerdote sólo se percató al momento de iniciar la misa de las seis de la tarde.

El recipiente pese a tener más de 60 años de confeccionado no tiene mucho valor comercial, pero según el párroco de esta iglesia, Fabio Jaramillo, esta copa es muy especial y significativa para consagrar el vino que se utiliza en las misas.

El robo quedó grabado en una cámara de seguridad que analizan las autoridades policiales de Cartago, de cara a dar con el paradero del hombre que sacó de la iglesia el cáliz, y por supuesto, para establecer los móviles del hecho.

Según los representantes de la iglesia católica en esta parte del país "no descartan la posibilidad de que el robo haya sido realizado por manos adversas a la fe católica, que aprovechan esta temporada santa y representativa de la Semana Mayor, para realizar otro tipo de rituales que van en contra de la iglesia".

Temas

Encuentre más contenidos

Fin del contenido