Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Río Atrato
Foto referencial Chocó.
RCN Radio

Hay tensión en la zona limítrofe entre Risaralda y Chocó, por el secuestro y posterior asesinato de cinco jóvenes de las comunidades indígenas de Pueblo Rico, que fueron sacados a la fuerza por la guardia indígena de un resguardo chocoano.

Cinco jóvenes de la comunidad indígena Kanchidó Katio de Pueblo Rico - Risaralda fueron secuestrados y posteriormente asesinados, luego de que el pasado sábado después de un problema que se presentó en un carnaval de estas poblaciones, los integrantes de la guardia indígena del resguardo Carmen del Atrato del vecino departamento del Chocó ingresaran a territorio risaraldense, para tomar la justicia por sus manos.

La información fue confirmada a RCN Radio por el gobernador del Resguardo de Kanchidó, Uriel Batesa, quien explicó que los jóvenes fueron asesinados y sus cuerpos arrojados a las caudalosas aguas del río Atrato.

“Los cinco jóvenes de mi comunidad estaban en Ciudad Bolívar cogiendo café y el día sábado tuvieron problemas en el carnaval y mataron a uno de ellos y dos días después recogieron también a otros cuatro compañeros y también los torturaron, los mataron y los tiraron a las aguas del río Atrato”, aseguró Batesa.

El gobernador indígena del resguardo Kanchidó Katio de Pueblo Rico, señaló que ahora que se sabe a dónde fueron arrojados los cuerpos de los jóvenes, se procederá a realizar su recuperación del afluente y se les dará sepultura indígena.

A raíz de esta situación, los gobernadores indígenas de los resguardos de Pueblo Rico, convocaron a una reunión, en donde solicitarán la mediación de la Defensoría del Pueblo y comisiones de derechos humanos de Risaralda y Chocó, para que se haga justicia en el caso del asesinato de cinco jóvenes indígenas en un resguardo de Carmen de Atrato.

“Se ha convocado en Santa Cecilia a todas las fuerzas vivas indígenas del departamento y a los entes defensores de derechos humanos como la Defensoría del Pueblo y la Procuraduría, para que acompañen el clamor de la comunidad y que exista justicia ante el cruel asesinato de cinco jóvenes que habían ido al  vecino departamento del Chocó a recoger café y terminaron muertos y sus cuerpos en aguas del río Atrato”, manifestó el gobernador del Resguardo de Kanchidó.

El líder indígena indicó que hasta el momento ninguna entidad gubernamental ha hecho presencia en la zona para apoyarlos en las labores de búsqueda de los cuerpos de los cinco jóvenes asesinados, y frente al caso no ha habido tampoco ningún pronunciamiento oficial.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.