Cargando contenido

Ahora en vivo

Ahora en vivo

Seleccione la señal de su ciudad

Imagen de referencia.
Las menores eran hermanas del victimario.
Foto archivo.

Una investigación por parte de la Policía logró la captura de un hombre de 43 años de edad, quien con ofertas monetarias o sustancias psicoactivas, se hacía pasar como guía espiritual, para poder acceder sexualmente a menores de edad en la ciudad Cali.

De acuerdo a las autoridades, las actitudes sospechosas que tenía el hombre dentro de un conjunto residencial de la zona nororiente, generó alarma entre la comunidad de esta comuna 8 de la ciudad, ya que en diferentes ocasiones se observaban adolescentes ingresar a un apartamento y en oportunidades el comportamiento de esta persona con jóvenes y niños del mismo conjunto no era el mejor. 

Le puede interesar: Capturan a presuntos responsables del atentado con granada en Llano Verde

“Es un hombre quien debe responder ante la justicia por el delito de demanda de explotación sexual comercial de personas menor de 18 años en concurso homogéneo y sucesivo o facilitación de medios de comunicación para ofrecer actividades sexual con personas menores de 18 años, esta persona engañaba a niños y adolescente mediante redes sociales”, explicó el general Manuel Vásquez, comandante de la Policía Metropolitana. 

Los investigadores de la Policía Nacional, realizaron un amplio seguimiento, encontrando que el hombre ingresaba los menores de edad a su apartamento, incluso algunos de ellos quedaron registrados en la planilla del edificio, “se conoce que cuando el vigilante insistía que no era viable el ingreso de personas en este sitio, el trataba de utilizar otro método para ingresarlos escondidos en su vehículo”, agregó el oficial.

Lo aberrante del caso es que este hombre, contactaba a sus víctimas a través de redes sociales, utilizando un perfil falso con el nombre de “San Miguel” o “El palomito de Colombia”, donde se hacía pasar por guía espiritual, por este medio lograba contactar a jóvenes con diferentes dificultades económicas o con problemas de adicción para ofrecerles sustancias psicoactivas o dinero.

Lea también: Primeros en enfrentar a infiltrados en marchas serán los indígenas: Distrito

Los que accedían a sus ofrecimientos debían ir hasta un lugar para encontrarse con esta persona y poder ingresar a su apartamento. Sus víctimas que oscilan entre los 15 y 17 años de edad llegaban al inmueble a realizar diferentes actos sexuales.

Según información que se logró recolectar en medio de las investigaciones, meses atrás tanto la progenitora de este hombre, como su hermano, habrían aparecido muertos cada uno dentro de su vivienda ubicadas dentro del mismo edificio donde vivía el acusado. 
 

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido.