El Gobierno departamental alertó a los vallecaucanos sobre el uso de biopolímeros, debido al incremento de los casos donde mujeres acuden principalmente a clínicas de garaje. Ante esta situación la Secretaría de Salud del Valle emprendió una campaña para concientizar a las personas sobre el uso de esta sustancia para aumentar el volumen de los glúteos, senos y otras partes del cuerpo, que tienen efectos mortales para la salud. De acuerdo a María Cristina Lesmes, titular de dicha dependencia, alertó que en el departamento se siguen registrando casos donde especialmente las mujeres están arriesgando sus vidas con biopolímeros que tienen cualquier otro uso menos el estético. "Son sustancias que producen efectos muy graves de deformidad y de muerte en las personas. Calculamos que en el Valle del Cauca han sido inyectados con biopolímeros a unas 3.000 personas, el biopolímero que es inyectado en lugares como salas de belleza, por esteticistas, son altamente nefastos para la vida de las personas. Este año en compañía del Invima haremos seguimiento a lugares de distribución y de aplicación, y pondremos en conocimiento de toda la ciudadanía los efectos letales para ellos", indicó Lesmes. La funcionaria agregó que las medidas preventivas buscan evitar que incluso personal especializado en medicina plástica y reconstructiva utilice esta clase de sustancias. "La recomendación es no permitir la inyección de biopolímeros para rellenar, aumentar, disminuir arrugas por los efectos letales y de deformidad que esto produce", concluyó. En el departamento hay víctimas de biopolímeros que requieren de un trabajo especializado para recuperar en alguna forma las condiciones de su piel y de salud.