Cargando contenido

Foto cortesía Secretaría de Salud de Cali.

 

Una clínica clandestina ubicada en el barrio El Ingenio, sur de Cali, donde se practicaban procedimientos estéticos invasivos sin ningún tipo de control ni habilitación médica para tal fin, fue sellada por la Secretaría de Salud Municipal.

“Nuestra competencia como secretaría municipal nos permite hacer este tipo de procedimientos cuando determinamos que no hay seguridad biológica para los pacientes y la comunidad”, indicó Alexander Durán Peñafiel, titular de la dependencia, quien resaltó que el operativo se logró gracias a la colaboración de la comunidad.

En el operativo de inspección se encontraron restos biológicos, historias clínicas, falsos diplomas y equipos utilizados irregularmente para procedimientos estéticos.

“La investigación preliminar determinó que este sitio no contaba con las normas de bio-seguridad ni de higiene y mucho menos de buen manejo de residuos hospitalarios, además en los registros clínicos aparece el nombre de un médico que estaría al frente de los procedimientos y de quien se pudo constatar que ha sido suspendido por tres años por el Tribunal de Ética Médica de Risaralda, lo cual constituyó otra razón de peso para el cerramiento de este establecimiento”, agregó el funcionario.

Dúran, añadió que al parecer, las personas dedicadas a realizar estos procedimientos irregulares son reincidentes y han trasladado en varias ocasiones estas clínicas de garaje, para no ser sorprendidos por las autoridades.

Ante este hecho el  secretario de Salud, reiteró el llamado a los ciudadanos para que, antes de tomar la decisión de realizarse cualquier tipo de procedimiento invasivo, se constate la legalidad del establecimiento y la idoneidad de los profesionales.

Con este sellamiento, ya son cuatro establecimientos los que se han cerrado en Cali en lo que va corrido del año por este tipo de situaciones y se ha visitado un total de 721 establecimientos.