Los recursos para la pesca son destinados en un gran porcentaje por parte del gobierno nacional, a la acuicultura o pesca en cautiverio, dejando a un lado la artesanal que se realiza especialmente en el océano pacífico. Así lo manifestó el presidente de la Asociación Nacional de Pesqueros Artesanales, Manuel Bedoya, quien sostuvo que mientras para el cultivo de tilapia se destinan grandes recursos, para quienes están en los mares de Colombia no tienen la más mínima ayuda, incluso al término de la veda de camarón, no se dispuso de ninguna medida de seguridad para controlar las posibles acciones delincuenciales. Las exportaciones de ese sector pesquero el año pasado fueron de 40 millones de dólares lo cual es de gran rentabilidad, en detrimento de la pesca en mar abierto que también es de un gran potencial. De igual manerra sostuvo el vocero, que al parecer es también una expresión de discriminación, toda vez que el gran porcentaje de quienes ejercen la pesca artesanal en esta zona es poblaicón afro, por lo tanto no hay la preoucpación por esta comunidad.