Cargando contenido

El homicidio fue ordenado desde Bogotá y el asesino descubrió que tenía un fuerte vínculo con las víctimas.

Arma de fuego
Ilustración RCN Radio

Autoridades en Cali detuvieron a un hombre que se entregó a la Policía y confesó que minutos antes había desistido de asesinar a una familia. 

Al hombre, que fue contratado por terceros que arribaron desde la capital del país, le habían encomendado la tarea de quitarle la vida a una pareja de esposos, a cambio de dos millones de pesos.

Hay personas que valen más que otras, pero asesinar a dos personas y dejar a una hija huérfana por dos millones de pesos no es válido”, dijo en entrevista a Noticias RCN.

Le puede interesar: Líder comunal fue asesinado en el Valle del Cauca

Según narró el sicario a las autoridades, una vez arribó al lugar donde debía cometer el triple homicidio descubrió que sus víctimas lo habían ayudado hace más de un año contratándolo como mensajero en su negocio familiar, lo que le permitió costar el tratamiento médico de su esposa, quien se encontraba en estado de embarazo.

Una vida salva la otra, hoy por ti mañana por mí. Hace un año ellos salvaron la vida de mi hijo y hoy el destino se encargó de devolverles el favor”, agregó. 

El joven y la familia objeto del frustrado atentado se dirigieron a la Fiscalía para contar lo ocurrido. Allí se iniciaron las investigaciones para llegar a los autores intelectuales del hecho, que tiene consternada a la familia caleña. 

Le puede interesar: MinDefensa aumentará en un 30% el pie de fuerza en Buenaventura

La Policía Metropolitana de Cali anunció, por su parte, que ya se iniciaron las labores judiciales para identificar a las personas que ordenaron el crimen del grupo familiar, que habría solicitado asilo internacional para proteger su vida. 

El sicario permanece en poder de las autoridades, quienes definirán su situación jurídica.

Fuente

Sistema Integrado de Información

Encuentre más contenidos

Fin del contenido