Cargando contenido

 

Con preocupación han recibido las autoridades de salud del Valle el incremento de las cifras de personas quemadas con pólvora en el departamento con el paso de los días del mes de diciembre.

En las últimas horas se han conocido de tres casos más, lo que eleva a seis el número de afectados en esta región del país.

María Cristina Lesmes, secretaria de Salud en el Valle del Cauca, dijo que en del primero de diciembre a la fecha, se tiene reporte de seis personas quemadas, tres adultos y tres menores de edad.

En Palmira se tiene reporte de dos casos, un menor de edad con quemadura de primer grado en una de sus manos y un mayor de edad que presenta la amputación de dos dedos de su mano, en el municipio de El Cerrito se conoció de la quemadura de segundo grado que sufrió un menor de edad en una de sus manos; en San Pedro un joven resultó afectado en sus manos tras manipular un tronante, en Candelaria un menor de 17 años fue afectado en su visión luego de encender una petaca y en Cali un adulto que debió ser atendido en una institución de salud tras presentar una quemadura de primer grado en su mano.

En medio del lanzamiento de la campaña que busca reducir los casos de quemados por pólvora en el departamento, la gobernadora Dilian Francisca Toro enfatizó sobre la importancia de erradicar esta práctica irresponsable desde los hogares.

“Este es un tema de educación, por supuesto los alcaldes tienen que expedir los decretos prohibiendo la manipulación de pólvora por personas no expertas, pero de todas maneras esto forma parte de la cultura y de la educación que se debe dar desde el colegio pero también desde la escuela. Lo más importante es que los padres de familia se concienticen que una navidad feliz no puede ser con pólvora porque esta puede traer problemas y tragedias en su casa”, dijo la mandataria seccional.

Los alcaldes de 21 municipios del Valle del Cauca ya han expedido los decretos que prohíben el uso y venta de pólvora en sus poblaciones, mientras que 16 localidades del departamento se encuentran en proceso para decretar las mismas prohibiciones.

El 2016 arrojó un total de 106 quemados en el Valle, 44 de los cuales fueron menores de edad.