Cargando contenido

Fotos suministradas



Israelíes, holandeses, canadienses y norteamericanos llegan hasta las fincas en donde las familias decidieron dejar de surtir al negocio del narcotráfico y hoy esperan producir el cannabis con fines medicinales.

Mónica Blanco es una de las propietarias de la agencia de viajes que promueve el denominado Tour Cannabico, explica que “está más que todo enfocado para extranjeros, los llevamos a Corinto a visitar un cultivo escalonado para que conozcan todo el proceso de la marihuana desde el clon hasta la mata enmoñada”.

La empresaria caleña asegura que el plan, ha tenido un éxito sostenido y cada vez encuentra una mayor demanda por parte de extranjeros, “el 80 por ciento que van son israelíes, muchos holandeses, osea más que todo europeos también hay canadienses y norteamericanos pero latinos muy pocos, contados con una mano”, que quieren viajar al norte del Cauca a la misma zona a la que hace tan solo un par de años llegaban narcotraficantes a comprar el famoso moño rojo, un tipo de marihuana de exportación.

[imagewp:440045] Fotos suministradas

En el tour que no cuesta más de 200 mil pesos por persona, además del transporte, la alimentación y las charlas técnicas, los extranjeros pueden probar las diferentes clases de marihuana, todo es legal.

Incluso, asegura Mónica Blanco, la Policía sabe de los viajes que hacen los turistas para conocer más sobre la marihuana en el norte del Cauca.

“La Sijin hizo una investigación y determinaron que era totalmente legal porque es turismo, nosotros simplemente los llevamos a que se tomen la foto allá y degusten directamente en la finca, nosotros no vendemos, no transportamos y no producimos”, señala la propietaria de la agencia de viajes.

[imagewp:440044] Fotos suministradas

Carlos López encabeza el proyecto turístico que además de Corinto, involucra a otros cuatro municipios del norte del Cauca, buscando que aquellos días en los que la violencia a partir del narcotráfico y del conflicto armado, afectaron a la población civil, queden atrás. Dice que hoy incluso la marihuana es objeto de estudio por sus propiedades medicinales en algunos tipos de cáncer.

López destaca que en una reunión de alto nivel a la que asistieron los ministros de Salud y Justicia así como varios académicos y científicos de universidades, se acordó con las familias, cambiar las grandes extensiones de marihuana por cultivos con fines medicinales, terapéuticos e industriales.

“De hecho en el día de hoy, nosotros estamos haciendo con la fibra, manillas, bolsos, estamos haciendo ladrillos de construcción con las hojas y con las raíces, y con todos estos procesos se están haciendo temas de innovación industrial”, revela el promotor turístico.

La marihuana, además de convertirse en una alternativa medicinal, le ha devuelto a toda una región afectada por el conflicto armado, la posibilidad de encontrar desarrollo a partir del turismo. El Tour Cannabico cuenta con centenares de seguidores de varias regiones del mundo, a través de redes sociales

Por Javier Jules