Cargando contenido

El comercio y la producción vinculada con la pesca se ven afectadas así como el sector turístico. 

Tumaco
Aunque escasea, la gasolina para las plantas eléctricas, es un producto indispensable para los Tumaqueños que hacen fila para comprarla en las estaciones de servicio.
RCN Radio

Cuando llega la Semana Santa, en el puerto nariñense se activan los sentidos y las ilusiones de los Tumaqueños que esperan la temporada turística para mejorar su golpeada situación económica. El Turismo, el comercio, la pesca y la venta de productos alimenticios mueven la economía del puerto, pero sin luz la cosa se complica. 

Las labores de arreglo de las torres afectadas tardará un tiempo adicional debido a que la práctica de la disidencia de las FARC, de dejar minada la zona donde cometen sus ilícitos, obliga a las autoridades a realizar un barrido de las mismas para garantizar a los técnicos de CEDENAR que puedan llegar a la zona, sin embargo, se confirmó que las dos áreas fueron aseguradas en la tarde del martes y los técnicos ingresaran a realizar su labor a primera hora del miércoles. 

Pero los efectos no se han hecho esperar y el 50% del comercio de la ciudad se vio obligado a trabajar solamente media jornada y otros tantos decidieron no abrir sus negocios, además porque el funcionamiento de las plantas eléctricas necesita de gasolina, combustible que también escasea en los últimos días del mes. 

El sector turístico también se ve afectado, pues los hoteles y los negocios relacionados con la actividad turística, la más relevante en la temporada de la Semana Santa, reduce ostensiblemente sus ingresos, pues los visitantes al conocer de la ausencia del servicio de energía, replantean la posibilidad de visitar la Perla del Pacífico.
 
El sector pesquero es quizás el más golpeado, pues a la par del turismo, esperan la llegada de la Semana Santa para mejorar sus ingresos económicos, pero la ausencia  de la energía limita sus posibilidades para conservar la cadena de frío de sus productos, "la situación de siempre, más pobreza, más violencia, definitivamente no entendemos y este sector pesquero es el más golpeado, hace un año en la Semana Santa anterior sufrimos paro en la carretera y tuvimos que regresar los recursos, no tuvimos ventas y ahora se nos viene a presentar este fenómeno que lo único  que trae es violencia, porque la gente se le pierde la motivación del trabajo y ya no quiere pescar", explicó Everth Castillo, reconocido comerciante pesquero en Tumaco.

La situación es compleja, Tumaco es el municipio que más afectado se ha visto por la violencia después de la firma del acuerdo de paz con las FARC, los grupos armados ilegales que intentan quedarse con el control del negocio del narcotráfico y utilizan la violencia como  herramienta para mantener el control sobre una población que termina involucrada en el negocio cuando no tuvo oportunidades para llegar a otras opciones de supervivencia. 

La información más reciente indica que las torres podrían  tardar dos días más en su arreglo, lo que prácticamente significa la pérdida de las oportunidades que llegaban con la Semana Santa. CEDENAR comenzó a prestar el servicio alterno de energía con plantas Diesel que facilitan la prestación del servicio de manera alternada cada tres horas. 

Encuentre más contenidos

Fin del contenido